Joyas Ocultas: Adventureland (2009)

Sue O'Malley: What are you majoring in?

Joel: Russian literature and Slavic languages.

Sue O'Malley: Oh wow, that's pretty interesting. What career track is that?

Joel: Cabby, hot dog vendor, marijuana delivery guy. The world is my oyster.

Sue O'Malley: ¿Qué estás estudiando?

Joel: Literatura Rusa y Lenguajes Eslavos.

Sue O'Malley: Oh wow, Es muy interesante. ¿En que podrías desempeñarte laboralmente?

Joel: Conductor de Taxi, Vendedor de Perros Calientes, Mensajero a domicilio de marihuana. El mundo me pertenece.

Las películas enmarcadas en la temática 'coming-of-age' acentúan la particularidad cinéfila de su apreciación según la etapa generacional en la que nos encontremos. Si tenemos más o menos la misma edad que el (la) protagonista, nos identificamos con sus aventuras o tribulaciones porque estamos experimentando en tiempo real las vivencias del personaje. Si por el contrario ya hemos pasado por esa etapa, el dejo de nostalgia nos permite disfrutar la cinta en otro nivel. Uno en el que el paso del tiempo nos permite reflexionar acerca de nuestras experiencias, errores y aprendizajes. 

Adventureland (Greg Mottola, 2009) logra estos dos propósitos con notable éxito. Su personaje principal, James Brennan (Jesse Eisemberg) se acaba de graduar del colegio y está seguro que va a conquistar el mundo; tiene planeado un viaje y el ingreso a una importante universidad en Nueva York. Sin embargo, un revés de sus padres que no le es ajeno, le obliga a replantear sus objetivos a corto plazo y termina trabajando en un parque de diversiones llamado Adventureland. Ahí, conoce a una variopinta de personajes destacándose por supuesto Em Lewin (la injustamente subestimada Kristen Stewart). 

Esta es la clase de película en la que de manera reluctante, James inicia sus labores pero poco a poco, se da cuenta que quizás el aprendizaje obtenido en este trabajo y las relaciona que va forjando, son una lección muy importante para su vida y marcarán una huella indeleble en su experiencias futuras.

Un acierto de la película es el de desarrollarse a finales de la década de los ochenta, lo que permite que los que vivimos nuestra adolescencia en esa época, nos sintamos aún más identificados con James. Al mismo tiempo la cinta acierta en su reflejo de cómo las situaciones típicas de los adolescentes de esa época, no son tan diferentes de las actuales.

 

JOYAS QUE BRILLAN

Greg Mottola ya había realizado otra película notable con una temática similar, si bien esta, en un tono mucho más cómico; me refiero por supuesto a Superbad (2007). Posteriormente, patinó un poco con Paul (2011) a pesar de contar con dos de los principales miembros de la Trilogía del Cornetto, Simon Pegg y Nick Frost. Actualmente, se encuentra más dedicado a la televisión aunque está desarrollando varios proyectos aún en etapa de planeación.

 

Jesse Eisemberg, era un actor encasillado en papeles de chico retraído y tímido lo que le enfrentaba de manera involuntaria a Michael Cera. Sin embargo, es justo reconocer que siempre proporciona matices a sus personajes que los distinguen entre si, así tengan características similares. Para corroborar esta afirmación basta con comparar al personaje de James en Adventureland y a Columbus, su personaje en Zombieland (Ruben Fleischer, 2009) estrenadas el mismo año. Su gran salto a la fama se dio con su protagónico en la Red Social (The Social Network, David Fincher, 2010), en el que mostró una faceta totalmente diferente y un radical cambio de registro, demostrando que podía dar mucho más de si a nivel interpretativo. Actualmente, se prepara para ser nada menos que Lex Luthor en la cinta Batman v Superman: Dawn of Justice (Zack Snyder, 2016) y puede considerarse actualmente en la Lista A de Hollywood

 Supongo que  Mark Zuckerberg y Lex Luthor le dan una ligera ventaja a Eisemberg... Por ahora.

Supongo que  Mark Zuckerberg y Lex Luthor le dan una ligera ventaja a Eisemberg... Por ahora.

Uno de los primeros papeles de Kristen Stewart fue al lado de Jodie Foster, en La Habitación del Pánico (Panic Room; David Fincher, 2002). Supo estar al nivel de Jodie y la química madre hija que presentan en la película, permite la identificación del espectador con su difícil situación. Sin embargo, su reconocimiento de público llegó con las películas de Twilight, aunque no necesariamente con la crítica especializada. Estas películas son al mismo tiempo su bendición y su cruz, ya que generó resistencia por parte del público que no fuera adolescente y hasta ahora empieza a labrarse un camino como actriz más que como estrella. 

 

Finalmente, uno de los elementos destacados de la película es el reparto que soporta a los actores principales. Kristen Wiig, Bill Hader y Ryan Reynolds son los más conocidos y realmente contribuyen a dar sustancia a la película, si bien su participación es breve. Sin embargo, vale la pena reivindicar también a los personajes interpretados por Martin Starr y Margarita Levieva. Ellos proporcionan nuevos elementos tanto cómicos como nostálgicos y ahondan en las experiencias de James a través de su interacción con ellos.


¿QUÉ TAN OCULTA ES?

Si bien obtuvo 89% en Rotten Tomatoes, y una taquilla doméstica de US$16 millones, a nivel mundial recaudó apenas US$1 millón, lo que hizo que pasara desapercibida para el gran público. Actualmente, se puede encontrar en Netflix y en Amazon Instant Video