Joyas Ocultas: The 13th Warrior (1999)

Ahmed Ibn Fahdlan: You, you could have killed him at will.

Herger the Joyous: Yes?

Ahmed Ibn Fahdlan: Well, why the deception?

Herger the Joyous: Deception is the point! Any fool can calculate strength. That one has been doing it since we arrived. Now he has to calculate what he can't see.

Ahmed Ibn Fahdlan: And fear... what he doesn't know.

Buliwyf: As you say, foolish. And expensive. We will miss Angus tonight, we will miss his sword.

 

Ahmed Ibn Fahdlan: Tú, tú podías haberlo matado cuando quisieras.

Herger the Joyous: Si

Ahmed Ibn Fahdlan: Entonces, ¿por qué el engaño?

Herger the Joyous: ¡El engaño es el punto! Cualquier tonto puede calcular la fuerza. Ese lo ha estado haciendo desde que llegamos. Ahora tiene que calcular lo que no puede ver.

Ahmed Ibn Fahdlan: Y temer... lo que no conoce.

Buliwyf: Como dices, tonto. Y costoso. Extrañaremos a Angus esta noche, extrañaremos su espada.

No muchas veces el protagonista de una película es un mero espectador de los acontecimientos; en este caso Ahmed Ibn Fahdlan (Antonio Banderas) es un simple observador y su influencia en la historia es casi nula. Por eso el gran mérito de esta cinta es el de crear intensas emociones y hacernos identificar con Ahmed, aún cuando gradualmente vamos notando su escasa aportación en el devenir argumental. 

Nosotros como audiencia aprendemos con Ahmed; el entorno en el que se va adentrando y vamos entendiendo los riesgos y lo que está en juego en esta comunidad nórdica.

SUBESTIMADA Y REIVINDICABLE ¿POR QUÉ?

Esta película es infortunadamente más conocida por sus problemas durante la filmación ocasionados por conflictos entre el director McTiernan y Michael Crichton, simultáneamente productor y autor del libro sobre el que se basó el argumento.  Estos inconvenientes mantuvieron sin estrenar la película por dos años e incluso hoy en día, aún se disputa de quien es realmente la visión que quedó en el corte final de la cinta. Según algunos reportes, Crichton es el autor de la versión final estrenada en cines. Sin embargo, la reputación y antecedentes de McTiernan permiten percibir rasgos de su autoría y de hecho es quien aparece en los créditos del filme.

Quizás desde la perspectiva artística, estas circunstancias fueron el caldo de cultivo que permitió generar una cinta de calidad injustamente subestimada. Sin embargo, los conflictos y desaveniencias presentados, lastraron la recepción de cara al público, impactando negativamente en su recaudación. Lo cierto es que esta película es una aventura pura; inusual al estar enfocada al público adulto, sin rastros de concesiones al público infantil. 

Tiene muchas escenas memorables, pero destaca por su inventiva narrativa la manera como Ahmed mediante una elipsis argumental va aprendiendo el idioma de los Vikingos. Es toda una clase magistral de como en pocos minutos se pueden resumir semanas y la manera verosímil en la que una persona podría insertarse en una cultura ajena. 

Otra escena memorable es la de la pelea entre dos vikingos, con un giro argumental que muestra por un lado una valiosa lección para Ahmed (y por extensión a nosotros), así como la humanidad de los guerreros. No son héroes sin mácula que luchan por una causa común; son seres humanos enfrentados a un peligro que desconocen, sin que esto sera óbice a intrigas y desavenencias. 

Quizás fue una película adelantada a su tiempo, pero también es cierto que no es fácil encajarla en un género según los estándares tradicionales, ya que tiene elementos de aventura pero no al estilo Disney; por supuesto, tiene acción pero en un escenario mítico y antiguo; tiene elementos históricos pero mezclados con fantasía épica. En Definitiva, su singularidad y problemas externos no permitieron que en su momento fuera apreciada por el gran público, pero no por eso son innegables sus valores argumentales y cinematográficos, que hoy día merecen un visionado y disfrute como lo que es: una aventura para el público adulto.

JOYAS QUE BRILLAN

McTiernan irrumpió en los ochenta con dos cintas que ya de por si le reservaron un sitio especial en el panteón de directores de películas de acción. Tanto Duro de Matar (Die Hard, 1988) que marcó un hito en el cine de acción, como Depredador (Predator, 1987) en la que mezcla hábilmente la ciencia ficción con una premisa principalmente típica del cine de guerra, son dos ejemplos de gran capacidad por parte de McTiernan de dotar de un sello propio a estas películas de encargo. Si bien en la década siguiente bajó un pequeño peldaño en el nivel que consiguió anteriormente, son bastante estimables tanto Duro de Matar III (Die Hard with a Vengeance, 1995) como El Caso de Thomas Crown (The Thomas Crewn Affair, 1999).

 

Infortunadamente en tiempos recientes, McTiernan se ha hecho más conocido por los problemas con la Ley que le obligaron a estar 328 días en una prisión de mínima seguridad y no ha estrenado una película desde el 2003 (Basic, 2003). Adicionalmente, envuelto en un agrio divorcio, se declaró en bancarrota y no ha tenido definitivamente sus mejores días. Sin embargo, ha anunciado el desarrollo de un nuevo proyecto titulado 'warbirds' en el que espera protagonice John Travolta, aunque este título aún no aparece en la IMDB

Antonio Banderas puede ser considerado como el actor español más exitoso en Hollywood, con permiso de Javier Bardem. Fresco de su papel en La máscara del Zorro (The Mask of Zorro, 1998), es notable la vulnerabilidad e incluso ingenuidad que transmite su personaje. Tal es así que al final expresa su agradecimiento con el pueblo nórdico por ayudarle a "convertirse en un hombre, y un siervo útil de Dios". Ha tenido una trayectoria importante en el cine de Hollywood y aún mantiene su vigencia más de 20 años después de iniciar su incursión en la meca del cine con Los Reyes del Mambo (Mambo Kings, 1992).

 

La genésis de esta cinta nació con el libro Eaters of the Dead (algo así como 'devoradores de la muerte') de Michael Crichton en 1976. El arqueo anecdótico describe que un amigo cercano a Crichton criticaba el antiguo poema épico inglés Beowulf como poco interesante. Crichton discrepó de esta posición argumentando que presentada de manera correcta, la historia tenía potencial de hacerse entretenida. Este libro es prueba de ese argumento. Crichton fue un prolífico escritor que tuvo su apogeo en los noventa con películas que adoptaron sus novelas tales como Jurassic Park (Steven Spielberg, 1993) y El Mundo Perdido (The Lost World, Steven Spielberg,; 1997) principalmente y en menor medida Acoso Sexual (Disclosure, Barry Levinson; 1994) y Rising Sun (Philip Kaufman, 1993).

 

Caracterizado por la rigurosidad en el lenguaje científico que le proporcionaba una mayor verosimilitud a sus novelas sin perder un ápice en el sentido de espectacularidad, también se destacó por participar en la creación de la exitosa serie Sala de Emergencias (ER; 1994 - 2009). Falleció a la edad de 66 años el 4 de noviembre de 2008.

Un acierto de la película que puede parecer contraintuitivo es que los demás actores que participan si bien han tenido prolíficas carreras en su país de origen, son poco conocidos a nivel mundial. Esto contribuye a incrementar el nivel de realismo de la cinta y que nosotros como expectadores no tengamos ideas preconcebidas acerca de quienes sobrevivirán en la aventura.

 ¿QUÉ TAN OCULTA ES?

Con un presupuesto de U$160 millones y una recaudación de US$32 millones en Estados Unidos y US$61.6 millones a nivel mundial, el fracaso económico fue absoluto. Adicionalmente, recibió un 33% de valoración en Rotten Tomatoes y de 42 en Metacritic. Como se ve, no es una película que goce del consenso crítico; denostada en su tiempo, hoy vale la pena reivindicarla como lo hizo en su momento Lisa Schwarzbaum de Entertainment Weekly quien la describió como "El 'thriller' de aventura más inesperado, audaz, estimulante y tremendamente creativo que he visto en mucho tiempo presentando a guerreros nórdicos del siglo décimo y a Antonio Banderas como un 'playboy' árabe.". Actualmente, se puede encontrar en Amazon Instant Video